Valdebótoa edita un libro que habla de su historia

Comentarios de los autores sobre el libro «Crónicas de un pueblo: Valdebótoa».

Los autores del libro arriba indicado hemos entrado en el foro del citado pueblo y nos hemos encontrado con la referencia que hace a nuestro libro.

Poncio Pilato, en un momento crucial para la cristiandad, pronunció unas palabras que pese a los miles de años transcurridos, tienen vigencia en el día de hoy. “Lo escrito, escrito está”.

Amparados por el derecho a replica que nos asiste, y por UNA SOLA VEZ, ante los comentarios que se realizan, debemos aclarar lo siguiente:

1º.- Efectivamente el libro estaba y está programado para presentarse en Octubre. El haberse adelantado a Julio, debía usted antes de escribir, haber consultado a don Manuel Matito o a la Comisión Organizadora de los Actos. Ha sido decisión de ellos, y ellos si lo considerasen oportuno, se lo aclararían. Nunca culpe a los autores, que son ajenos a ello.

2º.- Antes de seguir, compruebe el significado de la palabra colaboración.

La aportación económica de las empresas colaboradoras han supuesto un 20% del coste de la edición, o sea, que han abaratado el libro en 2 €, lo cual supone beneficio para los lectores, nunca para los autores, ya que el libro se hubiera editado de todas formas. Mi curriculum como escritor, después de siete libros publicados, con una tirada total de 22.250 libros editados, y agotados, creo que debe servirnos de algo, así como mi experiencia profesional a lo largo de veinticinco años como Director Comercial de una de las más importantes empresas de España, la número uno en su sector.

Los libros, todos, sea realizan en una imprenta. Si interviene una editorial la diferencia está en que es la que paga la edición a la imprenta y que luego recupera el dinero invertido con la venta de los libros. Al final realiza una liquidación, y si existen beneficios, el 50/60% se los queda ella y lo que sobre va al autor.

En este caso nosotros lo que hemos hecho es igual que el señor que siembra tomates y luego los vende directamente al consumidor. Elimina el intermediario, nosotros hemos eliminado la editorial, en beneficio del lector.

3º.- Hemos de darle la razón, en parte, sobre el comentario popular y le aclaramos: “Los errores ortográficos, ausencia de letras, tildes”, lo admitimos. Ha ocurrido un cúmulo de circunstancias negativas a última hora en la imprenta, que antge la premura y falta de tiempo, no se han podido subsanar.

“Referencias históricas y datos económicos irreales o nombres no correspondientes a las personas de las fotografías que lo ilustran” no lo admitimos y le explicamos: Todas las referencias históricas y datos económicos, están respaldados por la oportuna documentación que obra en nuestro poder, y que en su momento nos fue facilitada por los Organismos Oficiales correspondientes, Comisión Organizadora del 50 Aniversario y Hemetoreca de la R.S.E.E.A.P.

Sobre los pies de fotografías, debe ser comprensible y no volver a lo mismo, culpar a los autores. Los autores han ido a Valdebótoa, casa por casa, multitud de veces. Nos han ido dando fotografías y hemos preguntado: ¿Quienes son? La contestación la mayoría de las veces: Creo que es fulano… Hace tantos años. Sí, sí, es ese. Y así siempre. Hemos puesto lo que nos han ido diciendo los vecinos. Nosotros no hemos inventado nada.

Las entrevistas que se han realizado a las personas que figuran en el libro, están todas ellas grabadas, por aquello de donde “dije digo, dije Diego”.

Como aclaración final hemos de indicarle que este libro se comenzó a gestar en el año 2004 y han supuesto años de trabajo de campo, de muchas, muchas horas sin encontrar dato alguno. Desesperante. Hemos robado a nuestras familias y a nuestro descanso, horas y horas. Pero el fin merecía la pena. El libro está en la calle y Valdebótoa tiene, por culpa nuestra, un hueco en las bibliotecas de cientos de hogares. No todos los pueblos pueden presumir de ello, y menos, “pueblos nuevos”.

Esperamos que haya quedado suficientemente aclarado todo, ya que con esta nota por nuestra parte, damos por zanjado el tema, y como al principio indicamos, no volveremos a intervenir más sobre el mismo.

El día de la presentación, si existen Ruegos y Preguntas, puede realizar la que estime conveniente, y si es posible, se le aclarará.

También yo debo aclarar que soy Vicente García y me he erigido en portavoz de los dos, dada mi experiencia en estas lides.

Los autores: Juana María Calderón / Vicente García.
Badajoz, 3 Septiembre 2008.