El “Señor Juan Vasco, El Alcalde”

El día 28 de agosto de 2011, falleció el Sr. Vasco Calderón, primer Alcalde de Valdebótoa.

Hoy, 28 de agosto, de forma inesperada he recibido la noticia. El “Señor Juan Vasco, El Alcalde”, ha fallecido. Uno más de los nuestros, se nos ha ido.

Para compartir estos momentos que siempre se hacen difíciles y aliviar en la medida de lo posible el dolor, me acerco al tanatorio para acompañar a su familia, que son mis amigos. Hablando se nos inunda la cabeza de recuerdos, pues no solo fuimos paisanos, sino vecinos de la misma calle, y nuestros padres compartieron muchos momentos.

En este trascurrir se me ocurre la idea de este artículo, a modo de homenaje al que fue Alcalde desde el 4 de abril de 1961, hasta 18 años después que presentó su dimisión.

Le sugiero la idea a sus hijos que acogen la iniciativa con agrado, y aprovechando que se ha iniciado una nueva andadura cultural en el pueblo, la creación de un Periódico, pues ahí mi pequeño granito de arena para este pueblo, y que sirva de homenaje al “Alcalde” por antonomasia, y de recuerdo para todos. Él era un gran lector, seguro que también comparte la misma idea y se sentiría orgulloso de este periódico.

No tuve la ocasión de hablar últimamente con él, pues hacía tiempo que no lo veía, pero a través de su hija Puri, con la que comparto una gran amistad, se le realizó una entrevista corta, para el libro “Crónicas de un pueblo: Valdebótoa”. Sus respuestas, que en este momento estoy releyendo son muy singulares, como él mismo era. Un adelantado a su tiempo, siempre la gustaba innovar, eso a veces le llevó a proyectos que no siempre llegaron a buen término, pero quién no recuerda su vaquería, con cerca eléctrica incluida. Su invernadero cuando nadie lo conocía o su pequeña granja avícola, cuando todos criábamos las gallinas en el corral. Etc. Cuántos proyectos en el camino y un sólo objetivo, sacar a su familia adelante, pero no quiero olvidar a su compañera de fatigas, su mujer la Sra. Jerónima, que siempre le apoyó.

Ser alcalde y en aquellos tiempos, es sinónimo de difícil, siempre decía que no sabía decir cómo lo había hecho, pero sí lo mejor que sabía en cada momento. Y yo creo que lo supo hacer bien, con muchísima modestia, sin protagonismo, estando pero sin estar, utilizando ese papel timbrado y ese sello en contadísimas ocasiones, y alguna vez sacando su vara de mando de paseo, porque en aquel entonces así se hacía.

Tengo delante un puñado de fotos, donde su figura aparece, y me quedo con el día que camina junto con el Gobernador Civil, Sr. Gerona de la Figueroa y el Presidente de la Diputación Sr. Carracedo, y otros. Cuando hacen la entrega de 51 viviendas en el pueblo y 25 en Gévora, para la gente que vivía en los conocidos “Chozos”, fue un día de auténtico progreso para todos nosotros, y nuestro alcalde así lo entendía pues se le aprecia su vara de mando en su mano.

Sus restos descansan en el cementerio de Valdebótoa, todos cuantos visiten su tumba dirán “EL ALCALDE”, y todos los del pueblo sabremos que se trata del Sr. Vasco Calderón.

Fdo.: Juana María Calderón Mateos.

2 comentarios

  1. Ante todo mi mas sentido pésame para la familia Vasco, y por supuesto compartir con mi vecina y amiga Juana María el sentir de valores y valía personal de nuestro alcalde de siempre. Querido Juan desde la admiración y el respeto quiero ofrecerle de manera póstuma mi agradecimiento por todo lo que significó desde el nacimiento y posterior desarrollo para nuestro querido pueblo, no es un cumplido decirle que usted ha sido piedra angular para nuestro pueblo y ejemplo para todos aquellos que de alguna manera hemos querido involucrarnos en el crecimiento y desarrollo de Valdebótoa; por mi parte tan sólo la promesa de intentar estar a su altura y poder ofrecer a mis vecinos lo que usted un día regaló a manos llenas.

    Descanse en paz

  2. Es para mi un orgullo leer este cariñoso articulo, en homenaje a mi padre. Gracias de todo corazon.

    Fue un hombre que HA DEJADO HUELLA EN TODAS LAS PERSONAS QUE LO CONOCIERON.

Comentarios cerrados.