Jaque al dolor

Jaque al dolor

Jamás he sentido tanto orgullo como el día en el que hemos despedido a una gran mujer llamada Marisa, y jamás podré volver a mencionar otro nombre con el mismo orgullo que el de su marido Elías. Si bien es cierto que la muerte nos ocasiona un estado emocional deplorable, no es menos cierto que la despedida de ciertas personas son un claro ejemplo de dignidad, valentía, honradez y un cúmulo de valores humanos que hoy por hoy están casi olvidados.

Desde estas líneas quisiera lanzar un mensaje de agradecimiento a Elías, Sara, Macarena y, por supuesto, Marisa por darme el Domingo día 5 de Febrero la mejor lección de humildad y carisma que he conocido jamás. No podéis ni imaginar cuánto he llorado desde ese día, y os aseguro que no era por vosotros cuatro, todas esas lágrimas eran por mí, por tener que reconocer abiertamente que he perdido demasiado tiempo en apariencias y no en realidades, por lo tanto estaré en deuda con vosotros toda mi vida y la única forma de pagaros será teniendo la misma autenticidad que habéis mostrado en vida y que habéis multiplicado en la hora de la muerte. Gracias por haberme dejado entrar en vuestras sonrisas y en vuestras lágrimas, gracias por haberme aceptado como un amigo más y por supuesto gracias por identificaros como vecinos de Valdebótoa, pues no imagináis cuanto valor le impregnáis a sus paisajes y a sus paisanajes.

Creo firmemente que nunca te has ido Marisa, pues entiendo que ahora estás más presente que nunca y espero no defraudarte utilizando la mejor arma que usaste para vencer a tu enemigo, la sonrisa, te prometo que será ella, la sonrisa, quien marque desde ahora los cimientos más sólidos para la defensa de cualquier problema. Un beso y no olvides seguir sonriendo.

5 comentarios

  1. Nos han dado una gran lección,el animo, la entereza y la fuerza vital que han transmitido todo este tiempo y a pesar de todo. son increíbles.Gracias por todo eso.Un abrazo .

  2. grande Manolo, a partir de ahora no serás solo tu quien use la sonrisa para la defensa de cualquier problema Marisa una gran mujer luchadora D.E.P

  3. desde fuerteventura mi mas sentido pesame para su familia en especial toni y elisa que son las que mas conozco. para ti marisa un beso enorme que seguro te llegara , siempre quedara tu recuerdo porque fuistes grande.

  4. Gracias Claudio por darme la oportunidad de conocer a tu tía, me dio siempre mucha fuerza y es por ello por lo que nunca la olvidaré. Quiero compartir contigo y tu familia el dolor desde lo más profundo de mi corazón. Me cuesta expresar lo que siento mientras mis lágrimas caen porque no tengo las fuerzas para darte a ti y los tuyos el abrazo fuerte que este dolor merece Gracias por crear este periódico y poder así compartir este sincero sentimiento que me cuesta expresar. Si el dolor se comparte se diluye. Ánimo, Ella sigue entre nosotros porque la recordamos y así será siempre.

    Para Marisa:

    A LA MUERTE:

    La espero tranquila
    la aguardo como a la tarde
    la noto llegar cálida
    no me estremece.

    Como el color del ocaso
    o el letargo de los animales
    como un suspiro.

    Los últimos rayos de luz me dicen adios
    el ascua se duerme
    las estrellas me aguardan
    no se entrisecen.

    Los ríos van lentos
    sin ruido apenas
    los pájaros callan.

    Espero a la gaviota en el mar, junto a la arena
    lo hago con calma, sin prisas
    como quien espera a un amigo,
    porque sé que ella mi inseparable sombra
    viene a mí al final de mis días.

    Padre nuestro que estás en el cielo…

Comentarios cerrados.