Entrevista con Christian Magritte

Nacido en Badajoz en julio de 1990, Christian Magritte es una joven promesa del ilusionismo extremeño.

Christian Magritte
Christian Magritte

Christian Durán Cuadrado comenzó su andadura por la Magia a los 7 años de edad. Pronto se vio influido por grandes figuras del Ilusionismo español, como Emilio el Mago y Javier Luna. De recorrido principalmente autodidacta, su carrera se ha visto enriquecida por magos de la talla de Luis Piedrahita, Miguel Ángel Gea, Dani Da Ortiz, David Stone, Henry Evans o Talman, de los que ha recibido formación directa a través de sus conferencias. Actualmente se dedica a crear ilusiones a lo largo y ancho de la geografía extremeña. Su espectáculo es fresco y se caracteriza por la participación del público; una presentación dinámica y llena de humor que garantiza un rato agradable y lleno de sensaciones.

El fin de semana de Carnaval, mi amigo Christian Magritte fue a visitarme a Salamanca, para desarrollar diversos proyectos mágicos que teníamos en mente. Fue durante esos días cuando surgió la idea de crear la sección “Hablemos de Arte”. Trabajando a contrarreloj para publicar esto antes del domingo 26, aquí está la transcripción de la entrevista que grabamos tomando el sol en el paseo fluvial de Salamanca. Sé que es un texto largo (aun así, ha sido acortado); intentaré ajustar la longitud de los textos conforme vaya teniendo más experiencia en esto de las entrevistas. Espero que os resulte interesante.


Christian Magritte, bienvenido a El Periódico de Valdebótoa y gracias por compartir con nosotros un poco de tu tiempo y de tu Magia.

[1] Nacido en Badajoz, con 21 años eres una joven promesa del Ilusionismo. ¿Qué es esto de la Magia? Sé que parece una pregunta tonta, pero seguramente a nuestros lectores les apetezca conocer qué entiendes tú por Magia o Ilusionismo.

Claudio, ante todo, gracias por este recibimiento y, sobre todo, por darme esta oportunidad. Tenía muchas ganas de que me entrevistase alguien, y más si es un amigo tan cercano como tú.

Para mí la Magia conlleva muchas otras palabras; entre ellas, ilusión, pasión. La verdad es que “Magia” es mi palabra favorita. Para mí la Magia es conseguir algo imposible de realizar. Yo creo que para eso estamos los magos, para intentar sacar una leve sonrisa o una ilusión a esas personas que se disponen a disfrutar de la Magia.

[2] ¿Cómo comenzaste en el mundo de la Magia? Todos los que compartimos esta afición recordamos nuestra primera caja de Magia o la primera vez que vimos actuar a un mago. En tu caso creo que tienes una anécdota curiosa. Cuéntanos brevemente.

Con 7 u 8 años recuerdo una fiesta de un familiar mío, en este caso de mi tío… Él tenía un amigo que fue a hacer magia, Emilio el Mago. Y me quedé tan fascinado al ver su magia, su famoso juego de la guillotina, el de la naranja…, que dije: “yo quiero ser como él, quiero tener esos poderes”. El poder de sacar una sonrisa… Recuerdo que había 20 ó 30 personas y todas estaban con la boca abierta, y dije: “yo eso lo quiero conseguir, ¿cómo puede ser que embauque a todas estas personas que hay aquí?”.

Eso fue por verano, y ese mismo año por navidad mi tío me regaló una caja de magia. Casi todo mago ha empezado por la caja de magia. Es verdad que ahora Internet está siendo casi el número 1 para aprender magia, sobre todo para los aprendices, y una vez que ya estás metido, vas saltando de conferencia en conferencia… Pero bueno, volviendo a lo anterior, a partir de la caja de magia empecé a hacer magia y demás… Y lo llevé en secreto; no actuaba para nadie, sólo para mi familia.

Y cuando tenía 12 ó 13 añitos, fui a Londres con otro tío mío, y mi tía, y allí estuvimos unos cinco días… Y el cuarto día a mi tío se le perdió la cámara de fotos en un museo. ¡Nos vinimos abajo…! ¡Habíamos hecho más de 250 fotos! Estuvimos casi una hora en el autobús sin saber qué hacer, hasta que entramos en un famoso comercio, Harrods, y allí vi a otro mago que vendía juegos de magia. No lo dudé ni un momento, me compré esa caja y a partir de ahí “me entró” la magia. A partir de ese año empecé a actuar, un profesor se enteró de que hacía magia y me brindó la oportunidad de actuar en el colegio.

Yo creo que esto es un poco el comienzo de lo que hoy soy y de lo que espero ser dentro de unos buenos años, formándome lo máximo posible.

[3] Bueno, puesto que uno de nuestros intereses es conocer más acerca del mundo del Arte y el Espectáculo en nuestra región, ¿qué opinas de la Magia en Badajoz Capital y en Extremadura?

Buena pregunta. Pienso que hoy en día se valora más la estética y lo material que lo artístico. Pienso que hay muy buenos magos, muy buenos, que están por descubrir, pero que no “salen” por el simple hecho de que, aunque tienen una magia espectacular, se dedican más a hacer magia a sus familiares y amigos. Son, yo creo, los verdaderos maestros, los verdaderos sabios… Puedes ver entrevistas, como la de Miguel Ángel Gea, que lo dicen: la magia se aprende viajando y conociendo a esos magos que nunca han salido en la televisión por su humildad o porque no quieren darse a conocer.

Con respecto a los magos extremeños, los hay muy buenos. Yo puedo ser un agradecido, porque los conozco. Hay muy buenos magos que destacan a nivel nacional, como Jorge Luengo, Paco Sánchez o Patri Zenner. Hablando de chicas, también hay muy buenas magas, y eso es importante, que haya variedad. La magia siempre ha destacado por magos y no por magas, y afortunadamente se está extendiendo a las mujeres. ¡Eso que nosotros llevamos ganado! Que, además de hacerlo muy bien, ¡son muy guapas! [Risas.]

En cuanto a cómo se valora… En Extremadura hay muy buenos artistas en todos los campos, pero creo que hay un problema: no tenemos esa cultura, esa costumbre, de apoyar a esos artistas para que salgan a la luz. Se tienen que ir fuera del territorio extremeño para poder triunfar. Me parece una pena que no explotemos el arte extremeño, porque hay muy buenos artistas. Hay falta de instalaciones, falta de formación… Es una pena que seamos una tierra que destaque por su trabajo y humildad, y que, sin embargo, no valoremos estos campos.

[4] Y en este mundo de la Magia, ya sea a nivel regional o a cualquier nivel, ¿por dónde te mueves actualmente? ¿Cuáles son tus planes?

Ahora mismo me muevo por el territorio extremeño, estoy intentando conocer los máximos magos posibles, para aprender de ellos todo lo posible. Creo que todos tienen buenas ideas, para mí no hay uno mejor, creo que todos tienen algo que aportar a la magia. Y, como todos tienen algo que aportar, yo quiero enriquecerme de todos ellos.

Ahora también me muevo por Salamanca, donde tengo un buen amigo, ¡aquí presente! [Risas.] Y vamos a ver si, poco a poco, voy extendiéndome por la Península, conociendo a más magos… Hasta llegar al objetivo que todo mago intenta… Unos más, otros menos, pero creo que a todos nos encantaría vivir de la magia.

Es decir, consideras la posibilidad de dedicar tu vida profesional a la Magia.

A ver, es muy difícil, porque hay muchísimos magos, y yo creo que al final destaca el que más se esfuerza y el que más ganas le echa… Coraje, sobre todo. Pero existe esa posibilidad. Creo que hay que trabajar mucho, leer mucho, y conocer a mucha gente. No es fácil dedicarse a esto de la magia, y es necesario que haya un círculo cercano que te apoye y te motive, para que sepas que en cualquier momento puedes volver a tu tierra y te estarán esperando con los brazos abiertos.

[5] ¿Cómo es la Magia de Christian Magritte? Desde un punto de vista artístico, y sin ánimo de entrar en valoraciones comparativas, ¿qué te diferencia de los demás magos?

¿Cómo es mi magia? Yo la describiría simple, pero llena de sorpresas. Intento crear un efecto en el cual haya muchas sorpresas, y que en cada una de ellas el público se sienta identificado. Es una magia simple pero impactante, en la cual intento transmitir al espectador esa energía y esas ganas de ilusionar a la gente.

Para ello intento aprovechar todos los momentos posibles para hacer magia e ir perfeccionando algún que otro juego inventado por mí. Lo que destaca de la magia es eso: enriquecerse de otros magos, pero al final encontrar ese “yo mismo”, y a partir de ahí trabajar tu personalidad y crear la esencia de un mago único, sin imitar a nadie.

[6] ¡Yo doy fe de esa magia impactante y sorprendente! Y, efectivamente, los que tenemos la suerte de compartir esta pasión contigo, te conocemos sobre todo por tu creatividad, por tu afán de innovar, de crear nuevos efectos, de estudiar los fundamentos teóricos de los juegos… Esto, en definitiva, es la base del progreso en cualquier disciplina: el hecho de que haya personas dispuestas a crear algo nuevo. Y en el campo específico del Ilusionismo, los principales referentes de creación e innovación mágica podemos encontrarlos en los diferentes concursos que se celebran periódicamente a nivel nacional, internacional e incluso mundial, como pueden ser los concursos del Congreso Nacional de Magia (en España) o de la Federación Internacional de Sociedades Mágicas (a nivel mundial). En estos concursos los magos muestran a la comunidad mágica sus nuevas ideas y sus nuevos efectos. Explico todo esto, de un modo muy resumido, para que los lectores puedan comprender mejor la siguiente cuestión: ¿te has presentado o te has planteado participar en algún concurso?

Planteado sí, muchas veces. Pero al final, por una cosa o por otra, nunca me he presentado. No te voy a negar que me encantaría, es un reto personal… Pero ahora mismo estoy centrado en lo que te he comentado: en enriquecerme de la magia y el ingenio de muchos magos. Y a partir de ahí crear mis propios juegos y estudiarlos y exprimirlos de tal manera que podamos decir: “no se puede mejorar más, porque está muy bien estudiado”. ¡Aunque es una utopía! Luego llega un gran maestro, como Juan Tamariz o Dani DaOrtiz, te da una opinión y ¡ya te descontrola todo…!

Volviendo a tu pregunta, me encantaría, pero ahora mismo no está en un futuro presente. Creo que más adelante me presentaré a algún concurso, no sé si para ganar o no, pero sí como reto personal, que conlleva una serie de recompensas que a la larga se agradecen.

En mi opinión, creo que los concursos son más bien para darte a conocer, y ahora mismo mi objetivo es aprender lo máximo posible y no tanto darme a conocer. Ya me daré a conocer cuando me vea más sólido.

Christian Magritte y Claudio Otero después de la entrevista en el paseo fluvial de Salamanca
Christian Magritte y Claudio Otero después de la entrevista en el paseo fluvial de Salamanca

[7] Para ir terminando, ¿te apetece contarnos alguna anécdota, algo curioso, divertido o interesante que te haya pasado en relación con la Magia?

Divertidas, ¡muchas! Yo creo que cada vez que haces magia te diviertes. Yo al menos, no sé otros magos… Pero yo cada vez que cojo una baraja o unas monedillas, ¡me lo paso genial!

Anécdotas podría contarte muchísimas, muchísimas. Entre ellas, por ejemplo… ¡saltarme clases! [Risas.]

¡Un “buen” ejemplo para los jóvenes y adolescentes que están leyendo el periódico! [Risas.]

Ya lo sé, pero lo tengo que confesar, porque es una apuesta que tenía contigo: me dijiste que si quedábamos esa mañana era con la condición de que algún día lo tendría que decir en una entrevista.

¡Es cierto, y se me había olvidado!

No me siento orgulloso de saltarme las clases… Mi conciencia no está muy limpia, pero, como es una pasión y es lo que me apetecía, vi la necesidad de quedar contigo y de compartir esa magia durante esos minutos… Sólo fueron unos minutos, pero fue algo maravilloso, genial. ¡En cinco minutos nos dijimos cincuenta mil ideas sobre magia! Y ahora estamos metidos en un montón de proyectos…

Una anécdota que puedo contarte… Un día tuve una actuación en el “Virgen de Guadalupe”, que es donde empecé a actuar, y comencé con unos juegos con pañuelos y demás… Y en un momento saqué una botella, como un milagro. Y, como eran mis primeras actuaciones, tenía muchos nervios y me sudaban las manos… Y ¿qué pasó? Se me cayó la botella, empezó a dar vueltas… Y yo rezando, “por favor, por favor, que no se rompa…”. Y… ¡se rompió la botella! [Risas.] Y puse aquello de vino… ¡Lo puse todo lleno de vino! Allí las limpiadoras limpiando y yo… ¡no sabía qué hacer, todo lleno de niños…! ¡Madre mía, la que lié! Pero bueno, todo te ayuda a mejorar, al fin y al cabo.

[8] Christian, el próximo domingo, día 26 de febrero, actúas en la Sala Doré de Badajoz. Dice el cartel que es un espectáculo de Magia familiar. ¿Qué va a suceder allí?

¡Van a suceder muchas cosas! Va a haber muchas sorpresas, con juegos que no he hecho nunca antes. Llevo varios meses preparando el espectáculo, y creo que ese lugar es el idóneo para presentarlo. La Sala Doré puede ser un gran paso en mi carrera artística, pues es uno de los sitios de moda. Es un espacio artístico donde van grandes artistas, monologuistas, cantantes… Encontré la posibilidad de actuar ahí y voy a ir con la máxima ilusión.

Entre las muchas sorpresas que habrá… ¡me presentará un gran amigo, aquí presente! Eso sí que es una buena anécdota: que un amigo de Salamanca venga tan solo para verme un rato.

Yo estoy deseando actuar, y creo que la gente se lo va a pasar muy bien. Como has dicho, será algo familiar. Irán buenos amigos y vamos a disfrutar mucho durante esa hora y media, contigo y conmigo. Yo creo que la gente se va a ir con la sensación de decir: “¡ole, ole y ole!”.

Sí, señor, allí estaremos. Yo, que tengo el honor de presentarte, sé de primera mano que merece la pena asistir, y desde aquí quiero invitar a todos nuestros conocidos y amigos a que se pasen por la Sala Doré este domingo a las 12 de la mañana.

Pues nada, amigo Christian, te deseo buena suerte en tu carrera artística y, sobre todo, te deseo que la Magia continúe siendo un motivo de desarrollo personal y de disfrute. Gracias de nuevo por tu tiempo y atención. ¡Nos vemos el domingo!

Gracias a ti.


1 comentario

  1. estuve ayer en el espectáculo de C.Magritte en la sala doré y hacía tiempo que no me divertía tanto. Me gustan los espectáculos en dónde se facilita la participación del público y en ese sentido los magos son expertos. me sorprendió la soltura de este joven y con humildad y sacrificio puede llegar a ser único en su genero. Para que luego digan que no hay eventos los domingos en Badajoz. Gracias por sacarnos muchas sonrisas.

Comentarios cerrados.